Written by 07:00 Destacada, Diàlegs

Tamar Novas: “Fue un golpe de suerte, un casting al que ni me presenté”

Una entrevista de Naykare Beltrán, Cristina Cortes, Laia Lafuente y Alba Marqués.

Tamar Novas Pita (Santiago de Compostela, 1986) es un actor español con una gran trayectoria cinematográfica y teatral. Con tan solo 11 años debutó en el mundo del cinema, interpretando a Roque en la película La lengua de las mariposas.  Fue premiado con el Premio Goya como mejor actor revelación en 2004 por su interpretación como Javi en la película Mar adentro. Y ha trabajado con directores como José Luis Cuerda, Alejandro Amenábar, Pedro Almodóvar y Gerardo Herrero, entre otros. Recientemente ha protagonizado ‘O corpo aberto’, el primer largometraje de terror folk de Ángeles Huerta y una de las candidatas a la 37a edición de los Premios Goya que se estrena el 9 de diciembre en cines.

Empezó muy joven en el mundo de la interpretación, exactamente a los 11 años, cuando José Luis Cuerda le escogió para el personaje de Roque en la película La lengua de las mariposas. ¿En qué momento decidió que quería ser actor?

Fue un golpe de suerte, un casting al que ni me presenté porque vinieron por mi colegio y nos hicieron pruebas a todos. Mis padres me apoyaron cuando yo quise hacer mi primera película, pero también fueron partidarios de que siguiese mis estudios en vez de aceptar otras propuestas que vinieron después. Mar adentro nació con una llamada al teléfono fijo de mi casa cinco años después. Hice las audiciones y cuando me dieron el papel la primera preocupación de mis padres fue la selectividad. (Ríe)

Como comenta, su siguiente papel vino con la película Mar adentro, de Alejandro Amenabar. ¿Cómo fue interpretar el papel de Javi?

Fue una aventura increíble. Mi vida cambió por completo, pero tuve la suerte de no ser muy consciente de ello hasta tiempo después. Otro golpe de suerte que intenté aprovechar al máximo, por supuesto.

Trabajar para directores como Alejandro Amenabar debe ser excitante y motivador, como mínimo. ¿Cómo recuerda el rodaje y el método de trabajo?

Recuerdo vivir la experiencia como si de un trozo de vida de ese personaje se tratara. Yo no tenía un método de trabajo, fue gracias a conocer a actores como Javier Bardem, Lola Dueñas o Celso Bugallo que empecé a descubrir este oficio y a formarme todo lo que he podido. Sigo formándome de hecho.

¿Cree que ganar el Goya a Mejor Actor Revelación influyó en su trayectoria profesional?

Influyó en mi forma de abordar el trabajo. Lo sentí como un regalo, pero también una responsabilidad. Si quería seguir, hacía falta un esfuerzo y una dedicación.

De todos los papeles que ha interpretado a lo largo de estos años, ¿cuál le representa más?

Guardo un gran recuerdo del Carlitos de El Viaje a ninguna parte, que fue mi debut en el Centro Dramático Nacional. Me habría quedado a vivir en esa función. 

¿Cuál le costó más interpretar?

 Probablemente, lo más difícil que he abordado es la película que presentamos: O corpo aberto.

¿Ha rechazado algún papel porque el personaje no le gustaba o la trama de la película no le convencía?

Va a sonar raro porque no hay tantas oportunidades en este oficio, pero diría que he dicho que no a más de la mitad de las cosas que me han llegado. Por diversas razones, pero fundamentalmente porque no sentía que fuese lo que tenía que hacer. Y porque he llevado una vida que me permitía pasarme un tiempo sin trabajar. Pero soy un afortunado, tengo compañeras y compañeros mucho mejores que yo que no pueden vivir de esto.

¿Cuáles son sus referentes en el mundo audiovisual? (directores de cine, guionistas, actores, actrices…)

Muchos! Meryl Streep, Pacino, De Niro, Scorsese, Coppola, los Cohen… Y de aquí, me encantaría trabajar con Carla Simón, por ejemplo.

O corpo aberto’ es el primer largometraje de terror folk de Ángeles Huerta y una de las candidatas a la 37a edición de los Premios Goya. ¿Cómo se ha sentido con este género?

No he tenido muy en cuenta que fuese género a la hora de trabajar. Al final es una historia y el tono viene determinado por mucha gente que trabaja en la película, el cine es un trabajo en equipo.

¿Tiene pensado realizar algún proyecto en Cataluña?

 ¡Me encantaría! He ido tanto con rodajes como con el teatro; me encanta Cataluña.

¿Cuál será su próximo papel?

Acabo de terminar una peli que se llama Un pasado por delante y ahora mismo estoy rodando Justicia artificial. Me encantan las dos aunque son personajes muy diferentes.

¿Cómo se prepara para interpretar personajes que hablan idiomas distintos al suyo?

A ser posible, con mucho tiempo. (Ríe)

¿Todos los papeles que ha interpretado, los ha conseguido porque le seleccionaron en un casting o porque ya le habían elegido directamente?

Ambas formas. Lo de que me ofrezcan un personaje directamente es bastante reciente. En el caso de ‘O corpo aberto’. Ángeles Huerta, la directora, lo escribió pensando en mí. ¡Imagínate, menuda responsabilidad!

En la película, Elisa y Marcela interpreta a Andrés, un joven de pueblo de mente cerrada. ¿Le gustaría protagonizar una película del colectivo LGTBIQ+?

Me gusta pensar que el colectivo LGTBIQ+ somos todos, o que todas las películas en que trabaje puedan gustar a ese colectivo y se sientan representados.

¿Se ponía nervioso en sus primeros papeles?

 ¡Sigo poniéndome nervioso! Pero cada vez me llevo mejor con mis nervios.

¿En el mundo del cine, es importante tener un mínimo de seguidores o es algo indiferente?

Te refieres a redes sociales, entiendo. No creo que para ser actor o actriz sea necesario. Creo que eso tiene que ver con la fama, o puede ayudar ser popular para acceder a según qué trabajo o piensen en ti; pero para el oficio, no.

¿Se considera adicto a las redes sociales o al móvil?

Un poco sí, por desgracia. A veces es un tiempo invertido en exceso creo. Intento quitarme.

¿Cómo lleva que le paren por la calle, o le pidan autógrafos y fotos?

Bastante relajadamente.

¿Cuál es el secreto para poder interpretar cualquier personaje?

No creo que un actor pueda interpretar bien cualquier personaje. Para mí hay límites o personas más adecuadas que otras. Pero todo es cuestión de imaginación y mucho trabajo.

¿Cuál es el trabajo previo, durante y después para la preparación de un personaje?

Hay muchas formas de abordar cada trabajo, claro. Pero lo fundamental es el trabajo de análisis sobre el guion, para mí. Entender tu papel en la historia, y ayudar a contarla. 

Utilizando términos que usa en la miniserie, ‘El desorden que dejas’, ¿cuál ha sido el personaje más “riquiño” que ha interpretado? ¿Y su personaje más “trapalleiro”?

Uno muy riquiño era el que interpreté en la serie veneno. Y trapalleiro, el de ‘El desorden que dejas’, de hecho, lo era bastante. 

Nació en Santiago de Compostela, pero si tuviera que elegir un sitio donde vivir para siempre, ¿cuál sería y por qué?

 Para siempre no sé… Me encanta Madrid, me encanta Santiago y también Nueva York.

¿Cree que podría llegar a encasillarse en una tipología de personaje? Por ejemplo, los actores o actrices que siempre hacen de malos, de graciosos, de guapos…

Mira, si encasillarse significa hacer ese personaje mejor que cualquier otro, olé. Yo no sé si Joe Pesci, por poner un ejemplo, estaba encasillado o es que hacía tan bien un tipo de personaje que resultaba memorable. Eso sí, no me gustaría hacer siempre de alguien muy parecido a mí, o que la gente me vea más a mí que a los personajes que hago.

Siguiendo con la pregunta anterior, ¿Hay algún tipo de personaje que le resulte más fácil de interpretar que el resto?

 Si es fácil, es como que apetece menos.

En la película de A 1.000 km de la Navidad interpreta a Raúl, un hombre al que no le gusta la Navidad. ¿En la vida real es como él o disfruta con esa época del año?

 ¡Me flipa la Navidad!

Profesionalmente, ¿cómo valoraría este año 2022?

He tenido una suerte inmensa, he trabajado mucho y con gente magnífica.

¿Qué le depara el 2023?

Se está armando aún. Hay ya alguna cosa muy interesante por cerrarse, cruzo dedos.

Autor

(Visited 18 times, 1 visits today)
Last modified: 5 de desembre de 2022
Close